Los DIVORCIOS de las VACACIONES: ¿se ha acabado el Amor?

Comparte este artículo con tus amigos:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Durante mis años  de Abogada Matrimonialísta me fui dando cuenta de que, justo después de las vacaciones de verano, y a veces después de las fiestas de Navidad había más peticiones de separaciones y divorcios.

Los datos que corren por ahí me  lo confirman:

  • 1 de cada 3 divorcios se solicita después de las vacaciones
  • Mayoritariamente iniciando los trámites las Mujeres
  • Y con frecuencia en parejas que acaban de casarse

Una  cree que tendría que  ser al revés.

El  tener más tiempo para vivir en familia, para disfrutar de actividades juntos: cine, cenas románticas, viajes con encanto.. llevaría a una puesta en punto de la Relación, una revisión, una actualización.

Resulta que no, que las vacaciones y las fiestas familiares   frecuentemente  son los detonantes para plantearse, de una vez, la separación, el divorcio.

Sí, también hay Parejas que después de unos días de total convivencia, -sobre todo si están solos, sin niños- vuelven a sentirse más unidos y renuevan su amor.

 

 ¿Qué ocurre  durante  estos días de ocio, de tiempo libre?

Tenemos varios factores:

  • se rompe la rutina y aparece el tiempo libre. Como vivimos robotizados, cuando nos levantamos y no tenemos nada que  hacer casi entramos en shock:  “¿cómo voy a pasar el día?  No vaya a perder el tiempo!”

Tenemos tan incardinado que  siempre tenemos que estar haciendo algo  -o bien estamos obligados a ello por las circunstancias- que no sabemos pararnos y disfrutar del ocio.

 Ocio, según la antigua Grecia: tiempo  dedicado a reflexionar sobre la vida, las ciencias

  • la convivencia no siempre es fácil. Al estar todo el día todos juntos nos molestamos más, nos cuesta ponernos de acuerdo en las actividades según las preferencias, empiezan las discusiones achacando la culpa a los demás miembros del grupo.

Por esto es importante reservar un tiempo para cada uno,  (peluquería, tiendas, merendar con amigos, ..)

  • Si además es la Mujer la que continúa ella sola con los trabajos domésticos (cuando se alquila un apartamento, o la casa de la playa) percibe que, para ella, aquello no es un  descanso, sigue sin tiempo libre. La situación se tensa.
  • Una buena idea: antes de empezar las vacaciones  hacer un listado con reparto de tareas, incluyendo a todos los miembros por poco que puedan hacer cada uno de ellos.

…”tenemos que hablar”..

 A lo mejor una de las partes de la Pareja ha esperado las vacaciones para poder hablar sobre la propia relación.

Y quizás un día  encuentra el momento que le parece oportuno y se oye el famoso:

                                    …”tenemos que hablar”..

 Automáticamente aparece el eterno problema: la comunicación.  El caballo de batalla de toda relación, y mucho más importante en la Relación de Pareja.

¿Por qué no nos entendemos?

 De entrada porque no sabemos comunicarnos, no nos han enseñado.  Seamos conscientes de ello y de que lo  tenemos bastante difícil porque:

  • las Mujeres y los Hombres hablamos diferentes idiomas. (debido a los distintos hemisferios del cerebro que usamos cada uno)
  • La mayoría de veces hablamos desde nuestra realidad, la que nos hemos creado, de lo que debería ser.
  • Cuando nos enfadamos normalmente lo hacemos desde las necesidades y miedos de nuestra Niña/Niño Interior, desde nuestra vulnerabilidad. Entonces son dos niños los que se discuten.
  • A las Mujeres nos es muy difícil hablar desde el mismo plano de igualdad (seguimos viendo al Hombre como superior, nos lo han marcado en el ADN)

Así que, cuando llega el momento de ..”tenemos que hablar”.. suele  ocurrir que:

  • de entrada uno ya está incómodo pues percibe que va a haber pelea, discusiones
  • el otro se cree con la verdadera razón y pretende convencer aún antes de haber escuchado lo que tiene que decir la otra parte.
  • En vez de explicar lo que a uno le pasa ante una determinada situación, se le hace responsable al  otro:  …”por tu culpa…..”eres  egoista”….”eres   inútil”…”no sabes…No haces..”

 Las Mujeres tenemos tendencia a traer a colación temas ya pasados. Es debido a nuestra emocionalidad; mientras que ellos realmente lo han olvidado y les causa más enfado todavía.

  • Lo vemos todo negativo, tendemos a buscarle explicaciones

 No nos escuchamos ni nos oímos.  Los corazones se están distanciando tanto que nos vemos obligados a chillar aunque estemos a dos palmos. Hablamos los dos a la vez.

No, así no podemos comunicarnos desde el corazón. Así no puede haber comprensión, no podemos entender qué le pasa a la pareja, que me pasa a mí.

¿cómo debería  ser?

 Explicar el cómo debería ser es fácil; lo que  no  es tan fácil es ponerlo en práctica  y menos a la primera.

Podemos tener en cuenta algunas pautas y herramientas  y poco a poco  ir probándolas hasta llegar a tener una cierta Maestría.

Necesitaremos dosis de Amor, Paciencia y tiempo; sobre todo tiempo ya que   nos encontraremos con estas situaciones u otras parecidas  a lo largo de nuestra vida.

Hay que hacerse a la idea de ello para no tirar por la borda una Relación  que puede valer la pena  mantener.

¿Qué he probado yo?

Comparto contigo algunas de las cosas  que   he probado, y la mayoría de veces han dado resultado.

  • he buscado un momento y lugar relajado. Puede ser un paseo, estar en la playa, tomando algo en algún sitio especial, o en la cama (para mí este es el mejor, durante la siesta, juntos y relajados)

 por supuesto no he empezado con la dichosa frase por todos temida. Empiezo conectando conmigo misma, desde el centro de mi Ser)

  • Si el tema me lo permite lo presento  como si fuera la historia de otra persona, de una amiga, por ejemplo.
  • Luego le pregunto  cómo lo vé, qué opina,  qué sentiría él  si le ocurriera (muy importante lograr que él explique cómo se sentiría, ya que a ellos les suele costar más el sentir). Se necesita un ratito  para que pueda explorar y contestar.
  • Más adelante continúo con el tema, haciéndomelo mío y,  muy importante, hablando desde el corazón, y  mirándole a los ojos ..”de hecho a mi  me pasa algo parecido cuando tú te olvidas, …o no me contestas, …o no me das la opinión…o no me tienes en cuenta…o llegas tarde y no me avisas….o lo que sea…

 Así evito echar toda la culpa –aunque aparentemente la tenga- sobre la Pareja. No le acuso de nada, sólo le comento que yo me siento de tal forma cuando me ocurre esto. Quizás puedo añadir : …porque   me recuerda lo que me decía o hacia  mi padre, o lo mal que lo pasaba en el colegio, o mi madre

Le confieso que la situación me hace sentir insegura,  o confundida, o sola, o culpable, o con baja autoestima, …o lo que sea que sienta

 Normalmente el Hombre reacciona dándonos un consejo (desde su punto de vista lógico, claro), pero antes de que lo haga le pido lo que me gustaría que hiciera: .. deja que te explique,…   tú sólo escúchame , ….¿crees que podemos probar esto?  ..¿o lo otro? …¿te sería muy dificil dejar de gritarme cuando te enfadas…? ¿o decirme esto o lo otro…?  ..¿o confiar más en mí?  …¿o confiar en ti?….Lo que sea que sientas en aquel momento.  Te sorprenderá la reacción del Hombre.

 Estos momentos ayudan a abrir nuestros corazones, entrar en intimidad, ir conociéndonos más, tener más confianza el uno en el otro.

Y aunque siempre irán apareciendo “marrones” cada vez  serán distintos, nos afectarán menos  y les daremos menos importancia.

La Piel: algo muy importante a tener en cuenta

Así como lo que comemos y bebemos es el alimento de nuestro Cuerpo Físico, las caricias, el tacto, los abrazos, el sentir piel-con-piel son  el alimento de nuestro Cuerpo Emocional.

Cuando nos enfadamos lo primero que cortamos es el contacto físico, justamente en el momento que más lo necesitamos y por esto nos distanciamos tanto.

He utilizado ejercicios de Tantra muy bellos y sobre todo potentes que   ayudan  en estas ocasiones tan difíciles  ya que son sanadores.

Hay que tener unos cuantos  recogidos en la mesita de noche y practicarlos todas las veces que se pueda.  Crean adicción

Felices Vacaciones.

Aprovéchalas al máximo. Daros otra oportunidad – si es que tu Pareja  es lo más aproximado a  lo que consideras  tu  Hombre Ideal –  y probad cosas nuevas.

A separarse siempre se está a tiempo.  (y a volver a juntarse también)

 

 

 

 

      

 

 

 

 

 

Tere Valero Geira

Tere Valero Geira

Tere Valero Geira es una Jubilada en activo. Polímata. Epicúrea. EcoFeminista. Es Experta en Relaciones de Pareja, Amor y Sexualidad Consciente. Involucrada en proyectos que favorecen el Desarrollo de la Humanidad, tanto a nivelmaterial como espiritualy comprometida con la justa distribución de la riqueza... [Saber más]
Tere Valero Geira
Comparte este artículo con tus amigos:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestPrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *